No cometas estos errores en tu campaña digital

No cometas estos errores en tu campaña digital
shutterstock_302876675.jpg

La publicidad digital ha cambiado la manera en que medimos el éxito de una campaña. Cada día que pasa tenemos más información para analizar. Esa data nos permite optimizar campañas en tiempo real, al igual que crear archivos históricos que muestran eficiencias a través de diferentes períodos de tiempo.

Sin embargo, aún con todas las maravillas que la tecnología posibilita, es común ver a publicistas cometer los mismo errores básicos.

Aquí te enumeramos 5 recomendaciones de econsultancy.com que debes tomar en cuenta para tu próxima campaña.

No anuncies el producto, comunica el beneficio

Sí, el producto y la marca tienen que aparecer en la publicidad. Para eso son los anuncios. Pero más importante que simplemente mostrar el producto y el precio, necesitas que tu audiencia asocie un beneficio con ese producto. Ese beneficio, comunicado de una manera creativa, será el detalle que la audiencia recordará porque es el que le añade valor a su vida.

Limpia tu data

Queramos aceptarlo o no, hay clics, referidos, suscripciones y muchos otras

acciones digitales que son engaños. Aunque la suma de estas métricas alimenta tu ego y te hace lucir en tu presentación de caso de estudio, no le hagas esa trampa a los resultados de tu campaña. Tener una idea clara del alcance y la eficiencia de tu esfuerzo te ayudará a desarrollar el histórico confiable del cual hablamos anteriormente. Con este histórico podrás ver y demostrar el crecimiento real versus las tendencias variables. 

No creas que las métricas de conversión son universales

Es un error pensar que todas las campañas deben responder a un rate de conversión promedio. Medir tu campaña así es quitarle mérito a todo el pensamiento estratégico con el que tu equipo la desarrolló.

La realidad es que estos rates de conversión dependen de muchos factores como la calidad de la creatividad, la viabilidad del producto para comercio en línea, precio, reseñas, reconocimiento de marca, confianza, la reputación y la demanda del producto, y por ahí podríamos seguir. No sabotees tu campaña antes de que comience con un benchmark universal que no existe.

No solicites demasiada información a tus consumidores

El tema de privacidad en la web sigue latente. Por un lado, la cantidad de información que compañías como Google y Facebook recolectan nos ayuda a optimizar nuestras campañas como nunca antes. Pero por otro lado, tanto pide y pide podría espantar a tu consumidor. Sabemos que quieres ampliar esa lista de correos electrónicos y teléfonos pero hazlo con tacto y a una frecuencia aceptable.

No permitas que tus objetivos de campaña sean adaptables

Correr una campaña digital requiere mucho trabajo de preparación. Ese esfuerzo a veces provoca un poco de desesperación cuando comienzas a ver los resultados. Y lo que suele ocurrir es que a mitad de campaña se modifican los objetivos para que vayan a la par con las métricas positivas. Resiste la tentación y como dicen algunos, stick to your guns.

No uses la data para modificar los objetivos de tu campaña, úsala para optimizar las tácticas. Si cada vez que tu campaña no está dando buenos resultados ajustas los objetivos, estarás haciéndole daño al desarrollo de la presencia web de tu producto. Además, tus colegas se percatarán del patrón y perderán la confianza en tu trabajo.

Ahora que repasaste estos errores comunes, siéntate con tu equipo y prepara un plan de comunicación que no solo funcionará para lograr unas metas a corto plazo, si no que te proveerá con la inteligencia para desarrollar planes optimizados hacia el futuro.

Esposo. Hijo. Padre de una cachetona hermosa. Chief Content Strategist de Brandshare. Editor de The Media Scoop.