Antonio Álvarez

¿Cómo le va a Raúl Méndez? Serie: Publicistas boricuas que trabajan en los Estados Unidos

Antonio Álvarez
¿Cómo le va a Raúl Méndez? Serie: Publicistas boricuas que trabajan en los Estados Unidos

Todos tenemos a un amigo o familiar que se fue a buscar una mejor vida a los Estados Unidos. Algunos de esos amigos y familiares son publicistas que ahora producen campañas para general o hispanic markets. La pregunta es ¿cómo les va? Hoy comenzamos una serie en la que hablaremos con colegas que ya no compiten en Cúspide. Si conoces a alguien o eres un publicista viviendo afuera, escríbenos al inbox de nuestra página de Facebook. 

¿Cómo te llamas?

Raúl Méndez.

¿En qué agencia trabajas? 

Dieste. Es una agencia hispana en su mayoría pero venimos ganando cuentas de general market.

¿Dónde en USA?

Dallas.

¿Cuánto tiempo llevas en los Estados Unidos?

Aproximadamente 7 años.

¿Cuál es tu rol en Dieste?

Director Creativo Asociado.

¿En qué agencias trabajaste mientras estabas en Puerto Rico?

Mi carrera en Puerto Rico no duró mucho tiempo. Hice mi primer internado en Y&R con Sylvia, luego de que se acabó me pidieron que me quedara y ahí estuve unos meses. Luego estuve en un freelance extendido en JMD. Estuve unos meses en Sajo antes de mudarme a Miami.

¿Dónde vivías en Puerto Rico?

Río Piedras

¿Quiénes se quedaron acá extrañándote?

Mis padres, mi hermana, una sobrina chula y pues tíos y primos.

¿Cuál es el trabajo favorito de tu book boricua?

Mi trabajo favorito fue literalmente el primero que hice. Era una campaña solo outdoor que se llamó “Juan Bubble”. Se fue viral en los tiempos donde Facebook estaba en su infancia. Fue todo bien criollo, pero pegó duro.

billboard.jpg

¿Por qué te fuiste a trabajar a los Estados Unidos?

Pues me fui porque a mi esposa le ofrecieron trabajo en una agencia en Miami. La verdad es que en aquel momento no tenía intenciones de irme de la isla.

¿Estás viviendo en la ciudad que tenías pensado?

Pues honestamente jamás pensé que iba a vivir en Texas. Pero hasta ahora ha sido una experiencia nítida.

¿En qué ciudad te habías visualizado?

Yo siempre quise irme a California. LA y San Francisco son dos ciudades increíbles donde se siente la energía creativa en cualquier esquina.

¿Cuán diferente es la vida de agencia vs Puerto Rico? ¿La gente? ¿Los briefs? ¿Las campañas?

En mi experiencia la vida de agencia acá es bastante diferente. Acá la gente se va a las 5pm en punto de la agencia, no hay tanto esa cultura de quedarse hasta tarde sea la razón que sea. No que nunca pasa, sino que usualmente la gente se va temprano. En cuanto a la gente pues ha sido una experiencia bien rica. He conocido y trabajado con gente de todas partes del mundo y aprendes mucho de otras culturas y a la vez te das cuenta de que tienes más en común de lo que piensas. Los briefs… Los briefs son los briefs…

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar afuera?

La flexibilidad y el nivel de autonomía. Las estructuras en las agencias que he estado son un poco menos formales y rígidas como lo son en Puerto Rico.

¿Qué es lo que más extrañas de trabajar en Puerto Rico?

Trabajar en un mercado que está claramente definido. El mercado hispano es duro porque no hay una definición clara. Cosas desde el lenguaje que debes usar hasta qué es un insight y para quién se vuelven temas de debate.

¿Qué es lo más extrañas de Puerto Rico?

La familia, los panas, la playa, el pan de agua y la Medalla de lata, no necesariamente en ese orden.  

¿Has tenido alguna situación awkward de "habla" mientras rebotas ideas con tus colegas?

Ya cada vez me pasa menos porque me he familiarizado con casi todos los tipos de español que hay pero recuerdo una vez brainstormiando un anuncio de televisión con mi dupla y mi jefe colombiano y dije algo como: “Ah y entonces el tipo agarra el bulto y…”. Bulto allá pues significa otra cosa que no es un lugar para meter libros. Pero todo bien, creo que acá eso es parte de la experiencia, compartir todas esas palabras y expresiones de nuestros respectivos países.

¿Alguna situación difícil con la cual hayas tenido que lidiar por tu nacionalidad? ¿En la agencia y/o fuera de ella?

Pues hasta el momento no. Siempre que me preguntan que de dónde soy y les respondo, usualmente tienen una historia de que fueron a Puerto Rico y les encantó. Esos momentitos así siempre los aprecio mucho.

¿Háblanos de la campaña que más has disfrutado trabajar?

Pues mi primera campaña viral acá, una que hice junto con mi ex dupla para una fundación que rescata perros y les encuentra casa. Es un cliente pro bono que trabajamos acá en la agencia así que el brief es siempre el mismo: haz algo que ponga a estos perritos en el spotlight. Nosotros hicimos una campaña que se llamó “Muttbombing” y básicamente lo que hicimos fue retocar perros reales que estaban en busca de hogar en selfies de gente extraña en Instagram. Cada caption estaba tailored a la foto en sí. Hicimos un total de 50 “muttbombeos” y gastamos $10 para el url. A un mes de haberla lanzado la campaña explotó. Salió en todos los medios principales de la nación, a la clienta la entrevistaron de CNN en vivo con un perrito en adopción, consiguieron auspicios de gente como PetSmart y Google. Lo más nítido fue ver cientos de shelters a través de Estados Unidos empezar a hacer lo mismo con sus perros. Y pues además de eso nos fue bien en el circuito de premios internacional y sacamos un par de shortlists en Cannes. Para mi fue súper emocionante porque era para una causa linda.

¿Volverías a trabajar a Puerto Rico?

A mi me encantaría volver a trabajar en Puerto Rico. La verdad es que la calidad del trabajo que sale de Puerto Rico cada año se pone mejor y mejor. Me he fijado que ya se ha abierto un poco más el mercado y la competencia. Cuando antes solo las agencias grandes de network eran las que dominaban, ahora shops más pequeños e independientes se están haciendo sentir también.

Por lo que has vivido trabajando en agencia en los Estados Unidos ¿qué crees que nos hace falta para mejorar el trabajo local?

Si lo comparas con el trabajo que se hace en el mercado hispano, en términos generales, el trabajo local no tiene nada que envidiarle y me atrevería a decir que está por encima. Ya cuando lo comparas con el trabajo que se está haciendo en el mercado general creo que la diferencia más grande es el budget, porque las ideas están. Cuando tienes 20 millones de dólares para filmar un comercial con un director del carajo y un estudio de post de primera, se nota la diferencia en el producto final.  

Aquí algunos trabajos adicionales de Raúl:

Esposo. Hijo. Padre de una cachetona hermosa. Chief Content Strategist de Brandshare. Editor de The Media Scoop.