PublicidadThe Media Scoop

Redactora y profesora boricua comenta sobre la campaña #WomenNotObjects

PublicidadThe Media Scoop
Redactora y profesora boricua comenta sobre la campaña #WomenNotObjects

La publicidad tiene una larga historia de sexualizar a la mujer. Aunque nos gustaría pensar que esto se quedó en la época de Mad Men, la realidad es que aún está sumamente presente en la industria publicitaria. Y esto es justamente lo que denuncia la campaña #WomenNotObjects. El propósito es sencillo, crear conciencia para eventualmente detener la glorificación del sexismo en la publicidad. En un video de dos minutos y medio mostraron tomas de mujeres aguantando ejemplos de anuncios sexistasmientras criticaban su significado literal. El video termina haciendo el siguiente llamado: "Soy tu madre, hija, hermana, compañera de trabajo, tu gerente, tu CEO. No me hables así".

#WomenNotObjects fue creada por Badger & Winters. La agencia, que tiene en su porfolio de clientes a Avon y Vera Wang, también hace la promesa de no utilizar más la estrategia. Además limitará la edición de las mujeres en sus anuncios.

La CEO de la agencia Madonna Badger, no esconde que en otras etapas de su carrera utilizó la estrategia en sus piezas. De hecho, Badger fue una de las creadoras de la legendaria campaña de Calvin Klein protagonizada por Kate Moss.

A pesar de estos eventos en su trayectoria, la creativa describe la campaña como un esfuerzo para traer atención al tema y sus efectos adversos en honor a sus tres hijas quienes murieron con menos de 10 años junto con sus padres en un terrible fuego el día de Navidad en el 2011.

No hay duda de que #WomenNotObjects ha generado conversaciones serias en la industria a nivel global, y Puerto Rico no es la excepción. Gracias a las redes sociales la campaña ha llamado la atención de la industria publicitaria local y ha evocado reacciones positivas. “Mi reacción inmediata al verla fue que las mujeres están sintiéndose tan empoderadas que desean tomar control de sus cuerpos y de la imagen del cuerpo femenino en la comunicación de marcas”, indicó Saraí Meléndez Senior Copywriter en J. Walter Thompson.

A pesar de que el sexismo de la mujer son parte de la cultura puertorriqueña, y por ende tienen presencia en la publicidad, Meléndez afirma que esto no representa para ella conflicto alguno. “Las facetas de mujer y publicista conviven armoniosamente en mi vida”. Esto se lo atribuye al carácter “bravo de la mujer boricua”. Además, ha tenido la dicha de trabajar con hombres que respetan y aprecian su trabajo.  “Ellos se ponen en el lugar de las mujeres y sacan excelentes campañas dirigidas al mercado femenino”, expresó.

La también profesora de Redacción Publicitaria en la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico es consciente de que el camino del sexo es uno sencillo, por lo que “lo primero que puedo hacer para evitar ese 'faux pas' es no pensar en dicha dirección”.  “Me gusta mostrar en las campañas que trabajo con mis colegas mujeres del día a día o empoderadas. En especial, procuro representar a mujeres de todos los colores porque las puertorriqueñas venimos en todos los tonos y formatos. Sí admito que me gusta reírme de las contradicciones femeninas y las he comunicado por medio de campañas, pero ha sido para sacar una sonrisa o con el fin de que las chicas digan “me identifico 100%”. En cuanto a trabas, jamás he encontrado una porque a mis jefes les gustan las grandes ideas, no el chistecito del show de mediodía. Me enseñaron esa filosofía y hasta hoy la atesoro”.

Como profesora universitaria, Meléndez tiene influencia sobre la futura generación de creativos de Puerto Rico. Con eso en mente les aconseja que “no desperdicien una herramienta tan poderosa como la publicidad en crear fruslerías o piezas olvidables. La comunicación hoy día debe tener un propósito más grande que nosotros mismos. Debe tener el potencial de cambiar vidas y hasta países enteros. Hay tantas obras que las marcas pueden hacer para mejorar la vida de muchas personas a nivel mundial, gestionar cambio político y exaltar las grandes propuestas que no tienen un foro apropiado por falta de recursos. Les diría también que, en una industria que en ocasiones puede ser frívola y banal, se enfoquen en las ideas que alimentan más el alma que el ego”.

¿Qué piensas de la campaña? ¿Qué acciones tomas en tu trabajo como marketer o publicista para evitar la sexualización y objetificación de la mujer en la publicidad?