Google Fiber se le cuadra a las compañías de cable

Google Fiber se le cuadra a las compañías de cable
shutterstock_79170475.jpg

Las fronteras que separan la Internet y la televisión se confunden más cada día. Son muchos los que actualmente pagan por servicios de streaming (Netflix, Hulu, HBO NOW) --y hasta usan páginas ilegales-- para ver sus programas favoritos. Al igual que la publicidad web, estos servicios recopilan comportamientos e información de los usuarios para que los anunciantes puedan entender cuáles son los patrones de los espectadores y mostrar anuncios por localización y preferencia, entre otros. Este tipo de datos son sumamente valiosos para los anunciantes, pues les ayuda a maximizar y obtener un mejor retorno de inversión. La gran pregunta es, ¿cuándo llegará el modelo de publicidad online a la televisión tradicional? Pues hoy está más cerca que nunca. En marzo Google anunció que comenzaría un piloto utilizando Fiber TV. El proyecto, lanzado en Kansas City, permitirá que los anunciantes de televisión tengan acceso al mismo tipo de información  y segmentación que los anunciantes web hoy toman por sentado.

Según Google, Fiber mostrará anuncios en los espacios ya establecidos. Estos spots serán en tiempo real y pareados por localización, tipo de programación de la cual disfrutan y el historial del espectador (viewing history). "Los anuncios de Fiber TV serán entregados digitalmente y serán pareados basado en geografía, el tipo de programa que se esté mostrando (deportes, noticias, etc) o por el historial del usuario", explicó Google en un blog post.

Screen Shot 2015-04-12 at 11.45.56 AM

Es cierto que en la programación de cable se cuela uno que otro anuncio local y hasta regional (¿recuerdas las intervenciones de "Vendiendo como Pan Caliente"?), pero con Fiber dos usuarios que estén viendo el mismo programa podrían ver dos anuncios distintos. Todo basado en su historial. Es decir, quizás estás viendo Mad Men en tu apartamento y aparece un anuncio de cerveza, mientras que tu vecino puede estar viendo el mismo programa y ve un ad de una tienda de ropa. Otro aspecto interesante es que, al igual que en la publicidad web, los anunciantes solo pagarán por las veces que su anuncio sea visto y tendrán la capacidad de limitar la cantidad de ocasiones que un hogar se expone a un comercial.

¿Qué pasa con aquellos que usen DVR? ¿Verán anuncios viejos? ¡No! Otro gran avance de Google Fiber es que si el espectador graba el capítulo más reciente de The Blacklist y lo ve dos o tres días después, será expuesto a publicidad que sea más relevante a esa fecha.

Este acercamiento a la publicidad televisiva levanta las mismas preocupaciones sobre la privacidad y el exceso de información que Google y otros obtienen de la publicidad web. Además representaría una pérdida de ganancias para las compañías de cable pues, como mencionamos, ya no cobrarán por pauta, si no por la cantidad de veces que un usuario se exponga al anuncio.

Como en la publicidad web, los usuarios pueden hacer un opt-out para que el sistema no almacene su viewing history y no le muestre publicidad por sus comportamientos. Fuentes como Wired indican que aún Google tiene que aclarar cuál será la definición específica para viewing history y cuán granular será el proceso de opt-out.

Mientras los detalles de la prueba son revelados, seguiremos viendo y cambiando como se consume la televisión y por ende la publicidad en la misma.

Ávida lectora, cinéfila empedernida, amante de todas las cosas geek. Parte del equipo de The Media Scoop.