Así fue cómo Coors Light descubrió la música de las montañas de Puerto Rico

Así fue cómo Coors Light descubrió la música de las montañas de Puerto Rico

Si las montañas de Puerto Rico tuvieran música en cada uno de sus picos, ¿cómo sonaría? Coors Light se propuso presentar las melodías que imparten estos recursos naturales en la campaña publicitaria “Música de la Montaña”.

La marca de cerveza, que nació y se elaboró en las montañas rocosas (Rocky Mountains), que se extienden desde Canadá hasta Nuevo México, invitó a un grupo de puertorriqueños a investigar y crear música inspirada en las grandes alturas de la Isla.

“Quisimos llegar a todos los corazones con esta historia musical y mostrar qué es Puerto Rico a través del amor por las montañas”, explicó Arnaud Cahen, director de mercadeo de MillerCoors en la Isla.

Según detalló Cahen, la iniciativa mostró que en cada pico de la topografía de las montañas de Puerto Rico, podría existir una sinfonía. Para encontrarla, se requirió la colaboración de varios recursos en fotografía, ingeniería, topografía y música. Un helicóptero y “drones” formaron parte de las herramientas para identificar localizaciones claves en las montañas de la Isla.

El esfuerzo publicitario  sirvió para reforzar la línea de reinvención de Coors Light teniendo su origen como base. “Las montañas están en nuestro DNA y queríamos asociarlas a nuestra cultura”, resaltó Sylvia Soler, vicepresidenta de Creativo en Young & Rubicam.

Arduo proceso de elaboración

Para recopilar efectivamente los diversos picos que figuran en Puerto Rico, se recurrió a la ciencia de la topografía.

De acuerdo con el ingeniero Juan. G. Muriel, la ruta que se midió fue de aproximadamente 150 kilómetros de montaña. El cerro más alto es el Cerro Punta en Jayuya con 4,345 pies de altura y el más bajo, Las Mesas en Mayagüez, con 745 pies de altura sobre el nivel del mar. La concentración de cerros con mayor elevación sobre el nivel del mar (en promedio sobre 3,000 pies) ocurre entre los municipios de Maricao, Yauco, Adjuntas, Utuado, Jayuya, Ponce, Villalba y Orocovis.

Con una serie de fotografías de todas las alturas montañosas, el grupo dio el paso de plasmarlo en una notación musical, nombre genérico utilizado para representar una pieza de este tipo.

El productor musical Daniel Ortiz, el cuatrista José Eduardo Santana, el violinista Fermín Segarra y el percusionista Enrique El Perú formaron parte del equipo que reveló la melodía que se escondía en estos recursos naturales.              

La sinfonía original de las montañas dura 3:40 minutos y puede ser escuchada enwww.musicadelamontaña.com.

Por su parte, el grupo musical Los Petardos realizó una versión de la melodía llamada "El gallo y los cometas".

Periodista independiente en Puerto Rico y Estados Unidos, estratega digital y profesora universitaria.