El 100% de los melones sin semilla de Sam’s Club ahora son producto local

El 100% de los melones sin semilla de Sam’s Club ahora son producto local

Desde hace diez años, el Departamento de Compras de la corporación Walmart mantiene alianzas con los agricultores puertorriqueños en un intento por suplir la demanda de las megatiendas y disminuír la necesidad de importación de productos que pueden ser cosechados y envasados localmente. Recientemente, la cadena anunció una de sus primeras victorias al lograr sustituír el 100 por ciento del melón de agua sin semilla importado que venden en Sam’s Club por producto local.

Según el agrónomo Jorge Ramírez, encargado del Programa de Melones de Sam’s Club, ocho agricultores del área sur actualmente trabajan alrededor de 350 cuerdas entre los pueblos de Salinas, Ponce, Santa Isabel, y Guánica, cosechando melón sin semilla –una nueva variedad en la cosecha del País. Estos agricultores, a los cuáles próximamente se les unirá una nueva generación, ahora suplen la totalidad de los melones sin semilla en venta en los Sam’s Club del País.

“Esto es un proyecto que se va desarrollando paulatinamente”, explica Ramírez. “Comenzó con una prueba con un solo agricultor que trabajaba melón con semilla y decidió hacer una prueba de un año. Nosotros le habíamos visto un potencial. Lo teniamos entre los productos que podíamos desarrollar. Como en Puerto Rico todo se sabe, le fue muy bien y al otro año se nos acercaron otros agricultores. Llevo alrededor de 20 años trabajando en la agricultura, por mi experiencia podía reconocer los agricultores que ya tenían una experiencia robusta trabajando con el melón. El melón sin semilla es una nueva variedad, y no sólo necesitabamos el conocimiento, necesitabamos agricultores con el potencial económico para llevarlo a cabo. Al principio identificamos uno, luego dos, tres y se empezó a regar la voz.”

El agrónomo explicó que el programa tardó tres años de planificación y desarrollo. Tras el éxito de la primera clase de agricultores, Ramírez asegura que ya hay una segunda generación que está convirtiendose en agroempresarios bonafide.

Agroempresarismo como modelo de negocios

Según la Gerente Senior de Asuntos Corporativos de Walmart, Viviana Mercado, esta iniciativa comenzó hace diez años con el propósito de tener la mayor cantidad posible de productos puertorriqueños en las góndolas bajo el lema “Apoya lo Tuyo”. Con la adición de un agrónomo dedicado a fortalecer las relaciones entre la compañía y los agircultores locales, Mercado espera impactar de manera positiva la industria agrícola en la Isla y, como meta a largo plazo, reducir la dependencia de las importaciones.

“En sus comienzos teníamos alrededor de 25 a 30 agricultores, y hoy día tenemos más de 200”, cuenta Mercado. “La contratación de Jorge [Ramírez] también se da para que sea un enlace entre lo que es el Departamento de Compras de aquí de Walmart y de Sam’s y los agricultores en sus fincas. Así el agricultor está trabajando de la mano con un comprador, a base de las necesidades de nuestros clientes. Se trabaja con unas listas de los productos que más estamos comprando y los productos para los que más tenemos espacio para sustituir importaciones”.

Mercado cuenta que el programa ha sido tan exitoso que también han impulsado a otros competidores a contratar agrónomos y trabajar con los agricultores en la Isla para suplir la demanda de productos locales.

Impulso a lo de aquí

“Ciertamente todos los productos que son locales, y así se rotulan ,tienen un crecimiento mayor porque el consumidor tiene ese apego al producto local”, explica Mercado. “Si se rotula con ese sello, de que es Hecho en Puerto Rico, el consumidor va a buscar apoyarlo”.
Mercado indica que la compañía ha generado alianzas con productores como Tres Monjitas, cuyos productos half and half y heavy cream han sustituído a los importados. Además, han fomentado alianzas similares con Ganaderos Alvarado y Empresas la Ceba. De igual manera, 120 productos de las marcas Great Value y Member’s Mark son producidos en la Isla con materia prima local, incluyendo café y huevos.

“La realidad es que cada oportunidad que tenemos de sustituir una importación capitalizamos en ello”, dice Mercado. “Siempre estamos apoyando a los productores locales. Aquí nosotros hemos sido los primeros en comprarle a un sinnumero de agricultores y productores locales. Ejemplos como Rebecca Feliciano de Setas de Puerto Rico, donde primero vendió sus setas fue en Walmart y Sam’s. El Pique Mi Madre, que es de Alexandra Correa, aquí fue donde primero se le dió la oportunidad de venderlos”.

Próximamente, Walmart tiene en la mira sustituír la importación de piñas por el fruto local que, según Ramírez, es preferido por los consumidores. Para esto, trabajan con agricultores del área sur y del área norte.