MediosAmaya García

Una casa para los amantes de la cerveza artesanal

MediosAmaya García
Una casa para los amantes de la cerveza artesanal

En la última década, la industria de la cerveza artesanal en Puerto Rico se ha convertido en uno de los sectores de mayor crecimiento en el mercado gastronómico, con una nueva generación de consumidores aventureros que buscan una experiencia diferente en cuanto a la bebida. No obstante, durante mucho tiempo, no existía un recurso en la web dedicado específicamente a difundir información, puntos de encuentro y servir como casa para la comunidad de fans, home brewers, y comerciantes locales.

En el 2013, esa laguna de información local se convirtió en una oportunidad para Gustavo Franceschini, quien fundó el blog Craft Beer Puerto Rico. En sus comienzos, el fundador cuenta que el blog era su pasatiempo —una manera de escribir sobre su amor e interés por la cerveza artesanal, y aprender sobre la industria en la Isla y en Estados Unidos. Tras un proceso de pruebas, estudios de viabilidad, y forjar relaciones duraderas con personajes claves de la cerveza artesanal en Puerto Rico, Franceschini convirtió el blog, primero en una fuente de información, y segundo, en una marca lista para expansión.

“Hice research y me di cuenta que había posibilidad porque para ese tiempo estaban empezando los de foodies, los de turismo, y no veía a nadie con esto”, cuenta en entrevista. “En dos meses monté el website. Todo fue rápido, pero tuve que esperar a un amigo a ver si el logo era lo que queríamos o no. También pasó un tiempo en lo que desarrollé los primeros contenidos, hablando con personas de confianza, a ver si el proyecto era viable. Así estuve dos meses hasta que en enero 17 de 2013 se lanzó Craft Beer PR”.

Un logo significativo

Si eres fan de las artesanales, probablemente has visto la variedad de logos de las cerveceras, muchos de los cuales no tienen que ver con el líquido. Por eso, uno de los primeros pasos de Franceschini fue diseñar un logo que no solo fungiera como calling card de la página, sino que también fuera maleable.

“Siempre quise tener un vaso o una copa”, dice el fundador. “Eso fue lo mas fácil, ahora ¿qué le voy a poner adentro? ¿Va a tener background? ¿No va a tener background? Entonces decidí ponerle las bolitas que tiene, pero incialmente todo era blanco. Esa fue la discusión que tuve con un amigo mío, y me dice, ‘pero vamos a darle un gradiente de colores que simule el gradiente de las diferentes tonalidades de cerveza”.

El logo fue evolucionando de uno blanco en su totalidad al presente, que tiene un fondo de colores y un círculo a su alrededor con estrías, simulando la marca que deja una cerveza fría en una superficie. Según Franceschini, también pasó de ser uno cuadrado a ser un logo redondo, lo que facilita su impresión en mercancía como camisas, gorras y parchos.

Expansión y crecimiento

Bajo el logo de Craft Beer Puerto Rico, Franceschini tiene como misión unir a las diversas comunidades de cerveza artesanal en Puerto Rico y conectarlos los unos con los otros —un proceso por el que pasó el empresario justo cuando comenzó el blog y se expuso a la diversidad de profesionales, fans y comunidades que existen en la Isla. “Una de las razones de ser del website es que todas estas comunidades de cervezas artesanales que están divididas, que no se conocen o gente que no sabe, se unan en esta página”, explica.

Es así como el contenido ha ido evolucionando para incluír reseñas sobre nuevas cervezas, participación en festivales de ceveza artesanal en Estados Unidos. Además han presentado perfiles de personajes claves de la industria y ayudan a crear conexiones con representates de las diversas cerveceras estadounidenses interesados en el mercado de Puerto Rico. “Fue pasar de un blog donde escribía cuando podía y tiraba fotos aquí y allá, a conocer toda la comunidad, saber qué necesitan y qué es lo que las personas quieren aprender para poder proveerles contenido”.

A través del blog, Franceschini ha visto la industria decaer y resurgir. Desde el cierre de Old Harbor Brewery hasta la entrada de las marcas Lagunitas, Bell’s y Sierra Nevada, Franceschini explica que el mercado está resurgiendo más fuerte. “En el caso de las importadas, están apostando más a Puerto Rico y este año han sido muchas a la vez. Están trayendo productos diferentes, ven las necesidades de acá y miran el mercado. Muchos de ellos salen contentos porque piensan que aquí hay un buen mercado que todavía falta por explotar”.

Educación como norte

Para el futuro de Craft Beer Puerto Rico, el empresario tiene en la mira expandir a una línea de ropa que estará a la venta solo en barras locales. De igual manera, planificará viajes de cobertura a festivales de cerveza artesanal en Estados Unidos y creará alianzas claves con el nasciente mercado en Latino América, comenzando con la República Dominicana.

No obstante, explica que su mayor esfuerzo lo dirigirá hacia la educación. “Creo que es la parte más grande y es el venture que más nos tomará tiempo porque tenemos que estar hablando con negocios”, explica. “Vamos a lanzar próximamente charlas mensuales alrededor de Puerto Rico. Nosotros queremos que la gente se eduque a que hay más cervezas diferentes. La gente lo sabe y tienen miedo a probarlas. Entonces nosotros creemos que con las charlas que nosotros damos, las personas se pueden hookear”.

De igual manera, Franceschini explica que esperan poder educar a los políticos para enseñarles que las cosas que la industria cervecera hace en los Estados Unidos se pueden hacer aquí.