Brookfield y Susan G. Komen se unen para concienciar sobre el cáncer de seno

Brookfield y Susan G. Komen se unen para concienciar sobre el cáncer de seno

En Puerto Rico, el cáncer de seno es una de las enfermedades mas preocupantes, representando el 29.7 por ciento de todos los tipos de cáncer diagnosticados, y el 18.9 por ciento de muertes por cancer en la Isla, según información del la organización Susan G. Komen Puerto Rico. 

Con estas estadísticas en mente, la marca Brookfield creó una alianza con esta entidad benéfica para su nueva campaña, Luchemos Juntas Brookfield, donde la compañía donará parte de las ganancias en ventas de sus productos para la lucha contra el cáncer del seno. 

El concepto, diseñado y ejecutado por la agencia de publicidad Arteaga & Arteaga, gira en torno a uno de los productos flaghip de la marca, la media luna de queso de papa o suizo. Según Laura Figueroa, directora creativa de la agencia, se dieron a la tarea de utilizar la media luna para crear un concepto emotivo que no solamente sirviera para concienciar a las mujeres sobre el cáncer de seno, sino también para celebrar aquellas personas que las acompañaron en el proceso. 

“Esto nos dio una oportunidad chévere de, no solamente dar un mensaje de apoyo a la paciente, sino que celebrar la vida de las supervivientes, y sobre todo de esa persona que se unió a ella de principio a fin y luchó con ella toda esta historia de su tratamiento y recuperación,” explica Figueroa. “Por eso empezamos con el nombre de Luchemos Juntas, que es el nombre de la plataforma de Brookfield. Ninguna paciente de cáncer de seno lucha sola. Tienen una batería de médicos, familiares y amigas que la ayudan a luchar. Entonces, el lazo que tiene con esa mujer que camina mucho con ella en este viaje, es bien fuerte porque un hombre te puede ayudar, te puede consolar, y puede estar a tu lado y apoyarte, pero la mujer te entiende mejor”.

Susan G. Komen como vínculo a las supervivientes 

La campaña, que correrá por los próximos dos meses, cuenta con un portal en la web llamado luchemosjuntas.com. Allí se estrenarán vídeos donde supervivientes como Marla e Isabel, quienes aparecen en el primer vídeo de la campaña, cuentan sus historias (algunas ilustradas con fotos de antes, durante y después del proceso de quimioterapia) y de una vez presentan a su “media luna”, la mujer que fue su pilar durante la enfermedad. 

“Esto fue un proceso medio extraño para nosotros porque cuando la agencia nos trae este concepto, que es sumamente emotivo, para nosotros encajaba por todos lados,” cuenta Nicole González, senior product manager de V. Suárez y Compañía, dueños de la marca de Brookfield en Puerto Rico. “Estaban utilizando uno de nuestros productos de mayor venta, que es la media luna. Esa media luna, cuando la juntas con otra media luna, se forma un seno. Esa media luna, da la casualidad, que realmente representa tu otra mitad. Así que nivel de estrategia de marca todo encajaba. Pero, cuando nos trajeron el concepto dijimos: wow, esto va a estar difícil, porque tenemos que traer a alguien que más o menos siga esta historia, y que tenga fotos de todos estos procesos.”

Para encontrar estas mujeres, la agencia trabajó en conjunto con Susan G. Komen para encontrar mujeres que quisieran participar del esfuerzo. Figueroa explica que, aunque pensaron que iba a ser un proceso dificil, al final se encontraron con muchas personas que habían documentado su proceso y que quisieran compartirlo frente a una cámara. “Las mismas mujeres, tal vez no en el proceso, pero ya cuando han pasado tres o cuatro años están tan conscientes y agradecidas de esa segunda oportunidad y quieren contar su historia, y quieren tratar de evitar que le pase a otras mujeres,” añade González. 

Conscientes del alto costo de salud en la Isla

Como parte de la campaña, Brookfield, además de donar parte de sus ganancias a la entidad, también estará sorteando mamografías a aquellas mujeres que suban su recibo de compra a la plataforma de Luchemos Juntas. “La idea con esto es, ya que estamos promulgando que vayas y te realices la mamografía, nosotros te vamos a estar proveyendo libre de costo la oportunidad de ganártela,” explica González. “Sabemos que en Puerto Rico hay un problema bien grande a nivel de salud en ese aspecto, porque cada mamografía tiene un costo de 90 dólares o más. No es fácil para todo el mundo sacar esos 90 dólares, y si es positivo el diagnóstico, ya te podrás imaginar lo costoso que es todo ese proceso. Lo que queremos es seguir aportando y ayudando.”

Para más información puedes visitar www.luchemosjuntas.com