Mercadeo, SocialAmaya García

Design Thinking como apertura hacia la innovación y la colaboración

Mercadeo, SocialAmaya García
Design Thinking como apertura hacia la innovación y la colaboración

¿Qué tienen en común empresas de tecnología como Google, Uber, Slack y Tinder? La palabra de moda para describir la labor que han hecho estos innovadores de la tecnología en cuanto a nuestra forma de vivir y hacer negocios es la interrupción, o en inglés, disruption. En corto, lo que significa es interrumpir los procesos tradicionales de pensar, hacer, vender y mercadear productos, y hacer de esto un proceso en donde los humanos son el centro. Y una parte integral de esto es comenzar a pensar como los diseñadores, o el design thinking. 

Así lo presentó Peter Sena a una concurrida sala de conferencias durante el SME Marketing Summit 2016 en su charla, How Design Thinking Can Transform Your Brand. Sena, quien es el chief creative officer de la compañía de innovación Digital Surgeons, instó a los mercaderes y vendedores de la audiencia a utilizar este proceso de pensamiento no solo para poder alcanzar mejor a los consumidores, sino como una manera de generar ideas creativas e innovadoras en conjunto con sus equipos de trabajo que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas. 

Según Sena, el design thinking es un método para resolver problemas complejos utilizando la observación y la repetición. Aunque es un concepto primordialmente empleado por los diseñadores de productos, el orador destacó que es uno multidisciplinario con cinco principios claves: curiosidad, empatía, pensamiento crítico, colaboración y compromiso. Sena recalcó que una parte integral para comenzar a transformar el pensamiento durante el desarrollo de ideas y productos es regresar a las preguntas básicas que hacíamos cuando eramos niños: ¿cómo? y ¿por qué?

Siguiendo el ejemplo de gigantes como Google, AirBnBy General Electric —compañías que mantienen extensos laboratorios de innovación— Sena explicó que mucho del éxito de estos productos se debe a la utilización del design thinking como un vehículo para resolver necesidades y también caprichos del ser humano. Los pasos son tan cuidadosos como simples: contextualizar el problema, poner la idea en acción, validarla y luego mejorarla. Es por eso que instó a los participantes a escuchar la experiencia de los clientes y empleados de sus empresas, inclusive cuando tuvieran duras críticas. 

Sena también destacó la necesidad del compromiso para con las ideas, los productos y el mundo, algo que ayudará a los mercaderes a crear historias para sus marcas de una manera orgánica. De igual manera, este tipo de pensamiento estrategico toma una página de la práctica de la meditación y el mindfulness, que implica vivir y absorber el presente. 

Al final de la charla, Sena recomendó aplicaciones hechas específicamente para mejorar el brainstorming y la labor creativa en grupo, tales como Mindnode, Think with GoogleStrategyzer y Candor